Una recomendación excelente para intercambiar

Durante los últimos 50 años, he cambiado mis productos y servicios por otros diversos. Se trataba de productos y servicios no usados generalmente para el intercambio.

¿Cómo lo hice? Muy simple: PREGUNTÉ.
Nunca deja de asombrarme que los negocios que buscan intercambiar simplemente nunca preguntan a sus vendedores y proveedores si ellos desean hacer trueques.
Yo, antes de comprar (pagar) por algo que necesitaba, simplemente PREGUNTABA si el vendedor o el proveedor estaban interesados en intercambiar lo que quería por algo que yo tenía. Esto funcionó bastante a menudo haciendo que fuera provechoso para mí y también para ellos. En algunos casos, el vendedor o el proveedor no necesitaba lo que yo le daba a cambio, pero conocía a alguien a quien sí le interesaba y entonces les vendía lo que yo tenía.
El secreto, o ‘la palabra mágica’, que crea a nuevos contactos de intercambio es PREGUNTAR.
Inténtalo. Tu cuenta bancaria te lo agradecerá.

Jim Straw, Emprendedor

Etiquetas:,